Cuentos imprescindibles (chejov) (Jet (debolsillo))

Preview of Cuentos imprescindibles (chejov) (Jet (debolsillo)) PDF

Similar Short Stories books

I Am No One You Know: Stories

I'm not anyone you recognize includes nineteen startling tales that endure witness to the remarkably diverse lives of american citizens of our time. In "Fire," a stricken younger spouse discovers a unprecedented, radiant happiness in an adulterous courting. In "Curly Red," a woman comes to a decision to bare a family members mystery, and alterations her lifestyles irrevocably.

The Portable Chaucer: Revised Edition (Portable Library)

Within the fourteenth century Geoffrey Chaucer, who served 3 kings as a customs legit and designated envoy, nearly invented English poetry. He did so via marriage ceremony the language of universal speech to metrical verse, making a medium which could accommodate stories of courtly romance, bawdy fabliaux, astute mental portraiture, dramatic monologues, ethical allegories, and its author’s staggering studying in fields from philosophy to drugs and astrology.

Tales of the German Imagination from the Brothers Grimm to Ingeborg Bachmann (Penguin Classics)

Spanning the Brothers Grimm to Kafka and past, a brand new selection of the main unusual and fantastical German tales from the previous two hundred years  Franz Kafka posthumously cornered the nightmare industry within the 20th century. but in our adulation of Kafka's splendidly strange prose, English-language readers are inclined to put out of your mind the truth that he used to be no longer spawned Athena-like from the skull of German literature.

Selected Stories

Chosen as one of many ny instances e-book Review's 10 most sensible Books of the yr. Four-time winner of the O. Henry Prize, three-time winner of the Whitbread Award, and five-time nominee for the Booker Prize, William Trevor is among the so much acclaimed authors of our period. Over a occupation spanning greater than part a century, Trevor has crafted exquisitely rendered stories that brilliantly light up the human situation.

Extra resources for Cuentos imprescindibles (chejov) (Jet (debolsillo))

Show sample text content

Niuta estaba en el umbral, con un pie en el pasillo y otro en el cuarto. Se arregló los cabellos, tarea poco sencilla –¡tan largos y espesos eran! – y miró a Volodia con aire distraído. A l. a. incierta luz que proyectaba en los angeles habitación el blanquecino cielo, aún no iluminado por el sol, a Volodia le pareció maravillosa y espléndida, con su amplia blusa, su aspecto adormilado y el pelo revuelto… Fascinado, temblando de pies a cabeza y recordando con deleite cómo había abrazado ese cuerpo maravilloso en el cenador, le entregó las gotas y le dijo: –Es usted… –¿Qué? Niuta entró en l. a. habitación. –¿Qué? –preguntó, sonriendo. Él defendó silencio y l. a. contempló; luego, como en el cenador, le cogió los angeles mano… Ella le miraba, sonreía y esperaba: ¿qué iba a suceder ahora? –La amo… –susurró él. Ella dejó de sonreír, se quedó pensativa durante unos instantes y dijo: –Espere, me parece que viene alguien. ¡Ah, estos estudiantes! –dijo en voz queda, aproximándose a los angeles puerta y echando un vistazo al pasillo–. No, no hay nadie… Volvió a acercarse a él. Luego Volodia tuvo los angeles impresión de que los angeles habitación, Niuta, el amanecer y su propia character se fundían en una misma sensación de felicidad intensa, extraordinaria, desconocida, por los angeles que valía l. a. pena sacrificar toda los angeles vida y soportar tormentos eternos, pero al cabo de medio minuto todo eso se desvaneció de pronto. Volodia sólo veía un rostro grueso y desagradable, desfigurado por una expresión de repugnancia, y él mismo sintió una repentina repulsión por lo que acababa de pasar. –Bueno, tengo que irme –dijo Niuta, mirando a Volodia con asco–. ¡Qué feo y lamentable es usted…! ¡Uf, un patito feo! ¡Qué horribles le parecían ahora a Volodia los largos cabellos de los angeles mujer, su amplia blusa, sus pasos, su voz…! «Un patito feo… –se dijo, cuando se quedó solo–. Es verdad que soy repugnante… Todo es repugnante. » Fuera ya había salido el sol, los pájaros cantaban a pleno pulmón; desde el jardín llegaba el rumor de los pasos del jardinero y el chirrido de su carretilla… Poco después se oyó el mugido de las vacas y el sonido del caramillo de un pastor. l. a. luz del sol y todos esos ruidos parecían anunciar que en el mundo, en alguna parte, existía una vida pura, delicada, poética. Pero ¿dónde? Ni su madre ni todas las personas que le rodeaban le habían hablado nunca de ella. Cuando un criado vino a despertarle para que no perdiera el tren de los angeles mañana, él se hizo el dormido… «¡Que se vaya todo al diablo! », pensaba. Se levantó ya pasadas las diez. Mientras se peinaba ante el espejo y contemplaba su rostro poco agraciado y pálido después de esa noche de insomnio, pensaba: «Es verdad… Soy un patito feo. » Cuando su madre lo vio y, horrorizada, comprendió que no había acudido al examen, Volodia le dijo: –Me he quedado dormido, mamá… Pero no se preocupe, presentaré un certificado médico. los angeles señora Shumijin y Niuta se despertaron después de las doce. Volodia oyó el ruido que l. a. señora Shumijin hacía al abrir los angeles ventana y los angeles risa estruendosa con que Niuta respondía a su ruda voz.

Download PDF sample

Rated 4.68 of 5 – based on 21 votes