Dispara, Yo YA Estoy Muerto

By Julia Navarro

Hay momentos en los angeles vida en los que los angeles única manera de salvarse a uno mismo es muriendo o matando.
A finales del siglo XIX, durante los angeles última etapa zarista, los Zucker, perseguidos por ser judíos, tienen que abandonar Rusia huyendo del horror y l. a. sinrazón. A su llegada a l. a. Tierra Prometida, Samuel Zucker adquiere las tierras de los Ziad, una familia árabe encabezada por Ahmed. Entre él y Samuel nace un fuerte vínculo, una sólida amistad que, por encima de las diferencias religiosas y políticas, se mantiene generación tras generación.
Con las amenazas, l. a. sed de venganza y muchas pasiones desatadas como telón de fondo, las vidas entrecruzadas de los Zucker y los Ziad conforman un mosaico de traiciones y sufrimientos, de amores posibles e imposibles, al tiempo que plasman los angeles gran aventura de vivir y convivir en un territorio marcado por l. a. intolerancia.
Intensa y conmovedora crónica de dos sagas familiares, l. a. nueva y esperadísima novela de Julia Navarro nos adentra en las vidas de personas con nombres y apellidos, que luchan por alcanzar sus sueños, y que son responsables de su propio destino.
“Los personajes de esta novela viven conmigo, me han enseñado mucho, forman parte ya de mi historia personal.” —Julia  Navarro

Show description

Quick preview of Dispara, Yo YA Estoy Muerto PDF

Best Fiction books

The Painted Drum: A Novel (P.S.)

While a girl named Faye Travers is named upon to appraise the property of a kinfolk in her small New Hampshire city, she is not shocked to find a forgotten cache of priceless local American artifacts. in the end, the relatives descends from an Indian agent who labored at the North Dakota Ojibwe reservation that's domestic to her mother's kin.

Microserfs

They're Microserfs—six code-crunching computing device whizzes who spend upward of 16 hours an afternoon "coding" and consuming "flat" meals (food which, like Kraft singles, could be handed beneath closed doorways) as they fearfully test corporation e mail to profit even if the nice invoice goes to "flame" one among them.

The Fifth Mountain: A Novel

Within the 9th century b. c. , the Phoenician princess Jezebel orders the execution of all of the prophets who refuse to worship the pagan god Baal. Commanded via an angel of God to escape Israel, Elijah seeks protection within the land of Zarephath, the place he all at once reveals real love with a tender widow. yet this newfound rapture is to be lower brief, and Elijah sees all of his hopes and desires irrevocably erased as he's swept right into a whirlwind of occasions that threatens his very life.

The Flaming Corsage

Relocating from side to side among the Eighties and 1912, this 6th novel in William Kennedy’s acclaimed Albany cycle follows the lives of Edward Daugherty, a primary new release Irish American who will escape past Albany as a playwright, and Katrina Taylor, a gorgeous, seductive lady with complicated attitudes in the direction of lifestyles.

Extra resources for Dispara, Yo YA Estoy Muerto

Show sample text content

El acknowledged Alí vino a primera hora de los angeles tarde con estos hombres, ha vendido nuestro huerto, nuestra casa, nuestro pedazo de tierra —explicó Dina al borde del llanto. —Deja que te explique… —Samuel había dado un paso al frente colocándose delante de Ahmed, que ahora le miraba con ira. —De manera que te has apropiado de mi casa… —No, no es así. Verás, esta mañana cuando os marchasteis el médico me hizo pasar a otra estancia donde estaban estos hombres junto a un comerciante egipcio de nombre Alí. Al parecer, el tal Alí estaba enterado de que algunos viajeros judíos están interesados en comprar tierras para instalarse aquí. No sé cómo llegó a casa de Abraham Yonah, el caso es que el médico le currentó a estos hombres que han llegado de Vilna. El tal Alí explicaba que su amo quería desprenderse de algunas tierras que ya no le eran útiles, y citó tu huerta y los terrenos circundantes. Abraham Yonah se mostró contrariado, dijo que eras un buen hombre, con una familia a los angeles que sacar adelante y que el stated Aban no debía dejaros en los angeles calle. Alí dijo que su amo le había encargado vender las tierras y que si no period a estos hombres se l. a. vendería a otros. Te aseguro que Abraham hizo lo imposible para convencerle de que vendiera otros terrenos, pero Alí no quiso escuchar. Entonces yo… bueno, no tengo mucho dinero pero motiveé comprarle l. a. tierra para impedir que os echen de vuestro hogar pero no podía pagar los angeles cantidad exigida. Al ultimate llegamos a un acuerdo, uniría mis recursos a los de estos hombres para comprar las fincas. He puesto una condición: que os permitan seguir trabajando vuestro huerto y vivir en vuestra casa. Nosotros viviremos y trabajaremos en los terrenos de al lado que están sin cultivar. —El acknowledged Alí dijo que ya te había informado de las intenciones del stated Aban y que mañana irá a los angeles cantera… —añadió Dina sin poder ocultar el reproche hacia su marido. Ahmed tendió los angeles mano y Samuel le entregó el título de propiedad. Apenas le echó un vistazo y se lo devolvió. —De manera que ahora mi casa es vuestra y mi huerto también. �Qué queréis de nosotros? —Nada, Ahmed, te aseguro que ni yo ni estos hombres haremos nada que te perjudique. Bien sabes que en Palestina algunos judíos están levantando pequeñas granjas. Es lo que haremos aquí, pero respetando tu huerto. —¿Cuánto debo pagar por seguir en mi casa? —No nos veas como enemigos, por want, Ahmed… —No tengo sitio donde alojaros, tendréis que dormir al raso, salvo que nos echéis de nuestro hogar. —Sabes que no es ésa mi intención. �Por want, confía en mí! No me conoces, no sabes nada de mí, pero te aseguro que no voy a perjudicarte. Ahmed no respondió. Entró en su casa seguido por Dina y Mohamed. No cerraron l. a. puerta pero tampoco les invitaron a entrar. Ismail lloraba en brazos de su abuela Zaida mientras que Aya estaba muy quieta al lado del hogar. —El niño está muy caliente, le ha subido los angeles fiebre —dijo Zaida con preocupación. Ahmed se acercó a su hijo y le colocó l. a. palma de l. a. mano sobre l. a. frente enrojecida por l. a. fiebre.

Download PDF sample

Rated 4.38 of 5 – based on 23 votes