La cifra

By Jorge Luis Borges

L. a. cifra, anteúltimo libro de poesía de Jorge Luis Borges, reúne cuarenta y cinco composiciones escritas entre 1978 y 1981. l. a. búsqueda del instante que puede justificar el sentido de una vida o del universo es l. a. materia de cada texto. Como declara el autor en el prólogo, dicho proceso tiene un carácter marcadamente intelectual; sin embargo, un fuego secreto domina el volumen. En sus páginas el verso libre, el soneto y l. a. prosa poética se alternan como instrumentos de precisión destinados a proporcionar una clave íntima: ciertas lecturas, ciertos amores, una esquina de Buenos Aires, el recuerdo de alguna muerte violenta, el cambiante rostro que permanece en los espejos. «Ajedrez misterioso l. a. poesía —escribió Borges—, cuyo tablero y cuyas piezas cambian como en un sueño y sobre el cual me inclinaré después de haber muerto.»

Show description

Preview of La cifra PDF

Best Poetry books

Good Poems for Hard Times

Selected through Garison Keillor for his readings on public radio's The Writer's Almanac, the 185 poems during this follow-up to his acclaimed anthology strong Poems are ideal for our occasions. right here, readers will locate solace in works which are bracing and brave, prepared into such resonant headings as "Such because it is kind of" and "Let It Spill.

The Portable Thoreau (Penguin Classics)

An up to date version of Thoreau's most generally learn worksSelf-described as "a mystic, a transcendentalist, and a ordinary thinker to boot," Henry David Thoreau devoted his existence to retaining his freedom as a guy and as an artist. Nature used to be the fountainhead of his concept and his safe haven from what he thought of the follies of society.

The Book of Gods and Devils

Loneliness, loss, disappointment, and secret mark this excellent quantity of forty-nine poems via Charles Simic, winner of the 1990 Pulitzer Prize for Poetry and praised as “one of the really imaginitive writers of our time” by means of the l. a. occasions.

An Algebra (Phoenix Poets)

An Algebra is an interwoven choice of 8 sequences and 16 person poems, the place pictures and words recur in new contexts, connecting and postponing suggestions, feelings and insights. by means of turns, the poems bounce from the general public realm of city decay and outsourcing to the intimacies of family members existence, from a highway mime to a haunting dream, from elegy to lyric evocation.

Extra info for La cifra

Show sample text content

No estoy acostumbrado a l. a. eternidad. Nota para un cuento fantástico En Wisconsin o en Texas o en Alabama los chicos juegan a l. a. guerra y los dos bandos son el Norte y el Sur. Yo sé (todos lo saben) que l. a. derrota tiene una dignidad que l. a. ruidosa victoria no merece, pero también sé imaginar que ese juego, que abarca más de un siglo y un continente, descubrirá algún día el arte divino de destejer el tiempo o, como dilo Pietro Damiano, de modificar el pasado. Si ello acontece, si en el decurso de los largos juegos el Sur humilla al Norte, el hoy gravitará sobre el ayer y los hombres de Lee serán vencedores en Gettysburg en los primeros días de julio de 1863 y l. a. mano de Donne podrá dar fin a su poema sobre las transmigraciones de un alma y el viejo hidalgo Alonso Quijano conocerá el amor de Dulcinea y los ocho mil sajones de Hastings derrotarán a los normandos, como antes derrotaron a los noruegos, y Pitágoras no reconocerá en un pórtico de Argos el escudo que usó cuando period Euforbo. Epílogo Ya cumplida l. a. cifra de los pasos que te fue dado andar sobre los angeles tierra, digo que has muerto. Yo también he muerto. Yo, que recuerdo l. a. precisa noche el ignorado adiós, hoy me pregunto: ¿Qué habrá sido de aquellos dos muchachos que hacia mil novecientos veintitantos buscaban con ingenua fe platónica por las largas aceras de los angeles noche del Sur o en l. a. guitarra de Paredes o en fábulas de esquina y de cuchillo o en el alba, que no ha tocado nadie, los angeles secreta ciudad de Buenos Aires? Hermano en los metales de Quevedo y en el amor del numeroso hexámetro, descubridor (todos entonces lo éramos) de ese antiguo instrumento, l. a. metáfora, Francisco Luis, del estudioso libro, ojalá compartieras esta vana tarde conmigo, inexplicablemente, y me ayudaras a limar los versos. Buenos Aires He nacido en otra ciudad que también se llamaba Buenos Aires. Recuerdo el ruido de los hierros de los angeles puerta cancel. Recuerdo los jazmines y el aljibe, cosas de los angeles nostalgia. Recuerdo una divisa rosada que había sido punzó. Recuerdo l. a. resolana y l. a. siesta. Recuerdo dos espadas cruzadas que habían servido en el desierto. Recuerdo los faroles de gasoline y el hombre con el palo. Recuerdo el tiempo generoso, l. a. gente que llegaba sin anunciarse. Recuerdo un bastón con estoque. Recuerdo lo que he visto y lo que me contaron mis padres. Recuerdo a Macedonio, en un rincón de una confitería del as soon as. Recuerdo las carretas de tierra adentro en el polvo del as soon as. Recuerdo el Almacén de los angeles Figura en l. a. calle de Tucumán. (A los angeles vuelta murió Estanislao del Campo. ) Recuerdo un tercer patio, que no alcancé, que period el patio de los esclavos. Guardo memoria del pistoletazo de Alem en un coche cerrado. En aquel Buenos Aires, que me dejó, yo sería un extraño. Sé que los únicos paraísos no vedados al hombre son los paraísos perdidos. Alguien casi idéntico a mí, alguien que no habrá leído esta página, lamentará las torres de cemento y el talado obelisco. los angeles prueba Del otro lado de los angeles puerta un hombre deja caer su corrupción.

Download PDF sample

Rated 4.77 of 5 – based on 8 votes