Patriotas (Bonus)

By James Wesley Rawles

Estados Unidos se enfrenta a una predicament socioeconómica overall. l. a. Bolsa se desploma, l. a. hiperinflación paraliza el comercio y l. a. quandary supera cualquier pronóstico.
En medio de las hordas de refugiados y vándalos que deambulan por los núcleos urbanos, un reducido grupo de amigos de l. a. región significant de Estados Unidos tratará de llegar a un rancho en el norte de Idaho, donde podrán estar a salvo. Durante el trayecto tendrán que poner a prueba todas sus habilidades y todo aquello para lo que se han estado entrenando, ya que las comunicaciones, el comercio, el transporte y l. a. policía han colapsado. Una vez en el rancho, el grupo habrá de rechazar los ataques provenientes del external.

Show description

Quick preview of Patriotas (Bonus) PDF

Similar Fiction books

The Painted Drum: A Novel (P.S.)

Whilst a lady named Faye Travers is named upon to appraise the property of a relations in her small New Hampshire city, she isn't really shocked to find a forgotten cache of helpful local American artifacts. in the end, the family members descends from an Indian agent who labored at the North Dakota Ojibwe reservation that's domestic to her mother's kin.

Microserfs

They're Microserfs—six code-crunching machine whizzes who spend upward of 16 hours an afternoon "coding" and consuming "flat" meals (food which, like Kraft singles, might be handed beneath closed doorways) as they fearfully test corporation electronic mail to profit no matter if the nice invoice goes to "flame" one among them.

The Fifth Mountain: A Novel

Within the 9th century b. c. , the Phoenician princess Jezebel orders the execution of the entire prophets who refuse to worship the pagan god Baal. Commanded via an angel of God to escape Israel, Elijah seeks security within the land of Zarephath, the place he all of sudden reveals real love with a tender widow. yet this newfound rapture is to be minimize brief, and Elijah sees all of his hopes and desires irrevocably erased as he's swept right into a whirlwind of occasions that threatens his very life.

The Flaming Corsage

Relocating from side to side among the Eighteen Eighties and 1912, this 6th novel in William Kennedy’s acclaimed Albany cycle follows the lives of Edward Daugherty, a primary new release Irish American who will escape past Albany as a playwright, and Katrina Taylor, a gorgeous, seductive lady with complicated attitudes in the direction of existence.

Extra resources for Patriotas (Bonus)

Show sample text content

Estaban ya a veinticinco manzanas de distancia de los angeles zona comercial donde habían abandonado l. a. furgoneta. El coche period un Olds Cutlass de 1985, y estaba aparcado en un garaje abierto. El coche había sido propiedad de un hombre que había muerto de cáncer hacía dos semanas. El yerno de ese hombre había cogido el coche unas horas antes y había comprobado si tenía suficiente batería como para ponerse en marcha. Tenía pensado poner un anuncio en el periódico para venderlo. Se había distraído cogiendo el impreso de matriculación, el guide y todos los recibos que había en l. a. guantera, y se había dejado las llaves puestas. Matt fue por carreteras secundarias en dirección a Greensboro. Chase iba tumbado en el asiento de atrás del Cutlass, con l. a. Glock en l. a. mano, intentando que nadie lo viese: los angeles policía iría buscando a dos hombres que viajaran juntos. Durante el trayecto pusieron l. a. radio del coche. Matt buscó en el dial alguna emisora que diese alguna noticia acerca de los tiroteos. Tan solo escucharon una noticia breve: «La policía del estado sigue buscando a un par de hombres fuertemente armados que han escapado a pie, tras protagonizar dos tiroteos en Asheboro ayer por los angeles tarde. Según l. a. descripción, están armados y son extremadamente peligrosos». Ya no dijeron nada más, así que Matt siguió recorriendo el dial en busca de más noticias. Cuando escuchó los primeros compases de Manda abogados, armas y dinero, de Warren Zevon, Matt se echó a reír. —Eh, Chase, están poniendo nuestra canción —exclamó. A continuación, apretó el botón para dejar fija los angeles emisora y se puso a cantar: «Estaba apostando en l. a. Habana y me arriesgué demasiado. Papá, manda abogados, armas y dinero. Sácame de esta. Soy inocente, solo pasaba por allí, pero no sé cómo me he quedado enganchado justo en el sitio más complicado. Y tengo una mala racha, y tengo una mala racha y tengo una mala racha. Ahora estoy oculto en Honduras y no tengo nada que perder. Manda abogados, armas y dinero. los angeles mierda me está llegando al cuello». A las dos de l. a. mañana aparcaron en una carretera secundaria para evaluar los angeles situación. En l. a. maleta llevaban unos mil cien dólares en efectivo (la mayoría, procedentes de las ventas del día anterior), l. a. time table de Matt, su pistola race gun ParaOrdnance de calibre. forty five, cuatro cargadores de treinta cartuchos cada uno y una pistolera de hombro. Juntando sus dos carteras, tenían ciento ochenta dólares más. En los angeles bolsa de tiro llevaban los angeles Glock de Chase y su Auto-Ordnance de calibre. forty five, tres pares de tapones para los oídos, cinco cargadores sueltos para cada una de las armas y dos cajas adicionales de munición: una de calibre. forty five y otra de nine mm. En el talego, Matt llevaba guardado su valioso fusil Steyr AUG, con el cañón aparte, una chaqueta de campaña M65, un juego de correaje táctico, cinco bandoleras de. 223 y nueve cargadores: uno de cuarenta y dos cartuchos y el resto de treinta cada uno. Tan solo uno de estos últimos estaba cargado, así que Matt cargó tres más. Su padre le había comprado el AUG justo antes de l. a. prohibición de 1994.

Download PDF sample

Rated 4.90 of 5 – based on 30 votes